feb 01 2011

Las palabras de Obama

(…) Tengo una convicción inquebrantable en que todas las personas anhelan ciertas cosas: la posibilidad de expresarse libremente y tener voz y voto en la forma de gobierno; la confianza en el estado de derecho e imparcialidad de la justicia; un gobierno transparente que no le robe a su gente; la libertad de vivir según escoja cada uno. Éstas no son solo ideas estadounidenses, son derechos humanos, y es por eso que nosostros los apoyaremos en todas partes.

No existe un camino directo para alcanzar esta promesa. Pero no hay duda de esto: los gobiernos que protegen estos derechos, a fin de cuentas, son más estables, exitosos y seguros. La supresión de ideas nunca logra hacer que desaparezcan. Estados Unidos valora el derecho de todas las voces pacíficas y respetuosas de la ley de ser escuchadas en todo el mundo, incluso si discrepamos con ellas. Y acogeremos a todos los gobiernos electos y pacíficos, siempre que gobiernen respetando a toda su gente.

Este último punto es importante porque hay quienes abogan por la democracia solo cuando no están en el poder, y ya en el poder, no tienen misericordia al buscar la supresión de los derechos de otros. No obstante donde ocurra, el gobierno del pueblo y por el pueblo establece un solo estándar para quienes están en el poder: deben mantener su poder a través del consentimiento, no la coerción; deben respetar los derechos de las minorías y participar basado en la tolerancia y el consenso; deben poner los intereses de su pueblo y los procesos políticos legítimos por encima de su partido. Sin estos ingredientes, elecciones por su cuenta no resultan en verdadera democracia.

Barack Obama. Discurso en La Universidad de El Cairo, junio de 2009


ago 21 2010

La buena política con Marruecos es la de la mano izquierda

[Fernando Berlín] A veces la política no consiste en resolver problemas, sino en gestionar fricciones. Porque a menudo, aunque suene extraño, la política afronta materias que no tienen solución, cuya única dirección posible es la del Statu quo.

En las relaciones con Marruecos sobre Ceuta y Melilla sucede eso. Es un asunto que ha estado desde largo y que seguirá durante muchos años en la agenda de fricciones de ambos países.

La sociedad debe huir como de la peste de aquellos políticos que anhelan el uso de la gasolina para resolver conflictos de esta naturaleza porque suelen ser los que nos conducen a oscuros callejones sin salida. Hace falta mucha mano izquierda para que una fricción no se convierta en un problema grave. Así es el mundo hoy.

Pero hay algo particular que nos debe preocupar de lo que ha sucedido en la frontera. El Boicot no nace por una reivindicación soberanista sobre Ceuta y Melilla, como sostienen los propagandistas, sino por recurrentes denuncias (algunas datan del 2007) sobre el trato que da la policía a quienes intentan cruzarla: abuso de autoridad, policías inexpertos, – algunos ni siquiera hablan marroquí, según las denuncias de los activistas-, etc…

Sugerir, como estaban haciendo los tertulianos patrios que, porque la policía de Marruecos es poco democrática, los inmigrantes no tienen legitimidad para denunciar el trato de nuestra policía es una puerilidad.

Precisamente porque el nuestro es un país que presume de ser democrático y desarrollado, la policía debe actuar como si lo fuera.

Obviamente, que el boicot de la frontera haya surgido de un asunto de derechos humanos, no significa, sin embargo, que no pueda escorarse en una mala deriva. Caldo de cultivo hay: reivindicaciones históricas, una visión sexista de la autoridad -como la ha habido hasta hace dos dias en nuestro país-, y el peligro de que algún agitador encuentre en nuestra convulsa política, una oportunidad para echar gasolina sobre asuntos pendientes.

Pero a ese guiso hay que añadir que en nuestro país tampoco faltan gestos de mezquindad, como los que está protagonizando el PP, para terminar de avivar la hoguera de las vanidades.

Como ni de unos ni de otros podemos esperar sensatez, porque participan de realidades ilusorias paralelas, los ciudadanos de ambos países deberíamos exigir a nuestros gobiernos que la tengan y que mantengan lejos de las brasas a los agitadores que aspiran de los bidones.

En lo que a nosotros respecta sí, las denuncias de abusos policiales deben ser investigadas inmediatamente, allí y en otros lugares donde existe relación con la inmigración. Porque uno no debe parecer democrático, debe serlo. Y no hay que ser muy listo para darse cuenta de que algo huele a podrido desde hace tiempo:

Amnistía Internacional mantiene motivos de preocupación con relación a cómo se ha abordado la llegada de inmigrantes, en especial a la frontera sur española. En ocasiones ha habido uso desproporcionado de la fuerza y malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad contra las personas que intentaban saltar las vallas en Ceuta y Melilla”


may 31 2010

Israel y el bosque del asesino

El ejemplo sale del libro Las preguntas de la vida, de Fernando Savater:

“Una mujer aprovecha la ausencia de su marido, que está de viaje, para reunirse con un amante; de un día para otro, el marido desconfiado anuncia su vuelta y exige la presencia de su esposa en el aeropuerto para recibirle. Para llegar hasta el aeropuerto, la mujer debe atravesar un bosque donde se oculta un temible asesino. Asustada, pide a su amante que la acompañe pero este se niega porque no desea enfrentarse con el marido; solicita entonces su protección al único guardia que hay en el pueblo, el cual también le dice que no puede ir con ella, ya que debe atender con idéntico celo al resto de los ciudadanos; acude a diversos vecinos y vecinas no obteniendo más que rechazos, unos por miedo y otros por comodidad. Finalmente emprende el viaje sola y es asesinada por el criminal del bosque.

Pregunta: ¿quién es el responsable de su muerte? Suelo obtener respuestas para todos los gustos, según la personalidad del interrogado o la interrogada. Los hay que culpan a la intransigencia del marido, a la cobardía del amante, a la poca profesionalidad del guardia, al mal funcionamiento de las instituciones que nos prometen seguridad, a la insolaridad de los vecinos, incluso a la mala conciencia de la propia asesinada… Pocos suelen responder lo obvio: que el Culpable (con mayúscula de responsable principal del crimen) es el asesino mismo que la mata. Sin duda en la responsabilidad de cada acción intervienen numerosas circunstancias que pueden servir de atenuantes y a veces diluir al máximo la culpa en cuanto tal, pero nunca hasta el punto de “desligar” totalmente del acto al agente que intencionalmente lo realiza.”

Ahora cambien el bosque del asesino por las aguas internacionales frente a la franja de Gaza y respondan a una pregunta sencilla: ¿quién es el Culpable?, ¿quién es el asesino?


abr 25 2010

Manifiesto, 24 de abril de 2010

Texto del manifiesto leído ayer en la marcha de Madrid

Justicia no es sólo una palabra hermosa. La justicia es una condición imprescindible de la dignidad humana. La justicia es también calor, fraternidad, solidaridad con quienes han sufrido la implacable injusticia del terror.
La sociedad civil ha salido esta tarde a la calle, en toda España, para asumir la causa de las víctimas del terror franquista, y para reivindicar la dignidad de los centenares de miles de hombres y mujeres que dieron su vida por la libertad y por la democracia de nuestro país. Hoy, tantos años después, somos conscientes del precio que ellos pagaron para que podamos reunirnos libre y pacíficamente en esta plaza, en su nombre y en el de libertad, la justicia y la democracia.

Por encima de los tecnicismos, de las argucias legales y los laberintos jurídicos, queremos afirmar que hoy, una vez más, es la dignidad de las víctimas del franquismo lo que está en juego. Las consecuencias de un proceso que, en democracia, ensucia su memoria, desprecia el dolor de sus hijos, de sus nietos, y condena las aspiraciones de justicia de cientos de miles de familias españolas, van mucho más allá del propio proceso.
Esta causa podría interpretarse, y así lo ha hecho la prensa extranjera, como una lamentable prueba de la minoría de edad de la democracia española, un estado que treinta y cinco años después de la desaparición del dictador, sigue acusando los efectos del terror indiscriminado al que Francisco Franco recurrió para tiranizar a los españoles durante cuatro interminables décadas.

Que diversas iniciativas judiciales de organizaciones de extrema derecha, hayan logrado paralizar la investigación de los crímenes del franquismo, representa un escándalo sin precedentes en la historia reciente de nuestro país, que repugna a la naturaleza esencial de los principios democráticos y nos devuelve a la noche oscura de los asesinos.

Nadie puede ignorar que los 113.000 cadáveres que, todavía hoy, siguen enterrados en cunetas y descampados, son la prueba de un proceso de exterminio sistemático de una parte de la población, que sólo puede entenderse como un crimen contra la Humanidad.

Nadie puede admitir que el deseo de los hijos y los nietos, de las viudas que quieren recuperar los restos de sus seres queridos, para devolverles la dignidad que les arrebató una muerte injusta y reivindicar la memoria de su lucha por la libertad y por la democracia, pueda ser objeto de delito.
Nadie puede siquiera comprender que un estado democrático impute un delito de prevaricación a un juez que ha asumido los principios de verdad, justicia y reparación de las víctimas, por aplicar en España la doctrina del Derecho Penal Internacional que, hace unos años, le permitió actuar contra crímenes semejantes cometidos en países como Argentina o Chile. Los crímenes contra la Humanidad no pueden ser amnistiados y no prescriben jamás.

La ley de Amnistía de 1977, preconstitucional, no puede prevalecer sobre la propia Constitución, ni sobre los tratados y acuerdos internacionales suscritos por nuestro país en materia de Derechos Humanos. España no puede continuar siendo una excepción para la Justicia española.

Hoy, en esta tarde de abril, la sociedad civil está en la calle para reivindicar la madurez de nuestra democracia y para hacer suya la causa de las víctimas del franquismo. El impulso democrático que desembocó en la aprobación parlamentaria de la Ley de Memoria Histórica debe continuar, y profundizarse para impedir que en el futuro se reproduzcan hechos tan vergonzosos como el auto del juez Varela.

En solidaridad con las víctimas, por la justicia universal y la dignidad democrática de España:
¡No a la impunidad! ¡Investigar los crímenes del franquismo no es delito!


mar 08 2010

Genero parcial

Un irónico poema para celebrar el día de la mujer.

Estrógeno es la hormona femenina.
Gracias a ella
las mujeres son más comprensivas
y no van a la guerra porque son
almas cándidas
ángeles del hogar
no dicen tantos tacos
como el hombre
no gritan por la calle
son sumisas
y aceptan el destino que les llega
qué bueno es el estrógeno
que hace que las mujeres no se enfaden
cuando el patrón les recorta
la nómina
qué bueno es el estrógeno
pues gracias a él
o a ella
ya ni sé
las mujeres son castas y educadas
mucho más que los hombres
y no compiten ni se tocan el sexo
por la calle
si exceptuamos claro a aquellas
que padecen exceso de testosterona y casi
llegan a ser tan libres como hombres
para insultar o jugar al fútbol
porque es sabido que ciertas cosas
no son aprendidas no señor ustedes se equivocan
pues todas estas cosas permanecen
en los vasos sanguíneos del cerebro
y son tan inmutables como el sol
y qué vamos a hacer si son preceptos
tiránicos, precisos y biológicos
que hicieron al estrógeno a imagen de su amo
para que estuviera por los siglos de los siglos
amén ligeramente por debajo
de la testosterona.

Ana Tapia. El polizón desnudoEl Gaviero Ediciones.

Gracias, Luna


feb 16 2010

Un nuevo éxito de los integristas

La Universidad de Granada cierra una exposición por amenazas ultras al autor // Hazteoír.org presume de su hazaña.

Es un buen momento para volver a ver a Pat Condell

Vía La Media Hostia


nov 14 2009

La voz a ti debida

Trailer “La voz a ti debida” from Antonio Girón on Vimeo.

Más información.

Visto en A Sueldo de Moscú.


jul 21 2009

No es lo mismo un niño que un menor

Isaac Rosa

¿Cómo llamamos a alguien que tiene doce o trece años? ¿Es un niño, un adolescente, o simplemente un menor? Podríamos creer que son sinónimos. Pero no es así, hay una clara intención en la elección de términos. Lo vemos estos días. Los menores violan, las niñas son violadas. Incluso aunque tengan la misma edad.

A los pequeños delincuentes nunca los llamamos niños, por corta que sea su edad. Son siempre menores, cuando no adolescentes, o incluso jóvenes. El tratamiento de niño lo reservamos para quienes merecen protección. Con la elección de términos ejercemos presión sobre los oyentes. Fíjense por ejemplo en el debate sobre el aborto. Los antiabortistas, para conmovernos, hablan de “niñas que abortan a espaldas de sus padres”, aunque tales niñas tengan dieciséis años.

Nadie encarcelaría a un niño, ¿verdad? Por el contrario, a un menor lo encerramos sin tantos escrúpulos, aunque tenga la misma edad.

Más en Trabajar cansa


jun 30 2009

Las imágenes de la represión golpista en Honduras

¿Qué es lo primero que hacen los golpistas de la democracia hondureña? Cerrar los pocos medios de comunicación que llaman al golpe de estado por su nombre. Este reportaje inédito ha sido grabado hace apenas unas horas por una productora hondureña. Sólo se puede ver por Internet.


jun 30 2009

Golpismo bananero

El golpe militar en Honduras no sólo es ilegal, inmoral e injusto, también es chapuzas. Esta carta de renuncia, supuestamente firmada por el presidente Manuel Zelaya, es la principal prueba con la que el Congreso Nacional barnizó la asonada militar de aparente legalidad. Zelaya ha desmetido que firmase tal cosa, aunque no es siquiera necesario. Tal vez la firmó a punta de pistola o tal vez falsificaron la firma, pero lo que es seguro es que no fue él quien la redactó. Los golpistas son tan cutres que la carta está fechada el 25 de junio, jueves, tres días antes del golpe. ¿La razón? Probablemente, que ése era el día previsto para el golpe militar y después no se acordaron siquiera de cambiar la fecha.


jun 29 2009

Las claves para entender qué pasa en Honduras

(Actualizado, aumentado y corregido el 29 de junio a las 14:56)

1- Lo que había convocado para el domingo, lo que los golpistas han impedido, no era la reelección permanente de Zelaya ni la presidencia vitalicia. Ni siquiera la reforma de la constitución. Lo que se votaba era una consulta no vinculante para preguntar a los hondureños si les gustaría que en las próximas elecciones, en las de noviembre, se votase también la creación de una asamblea constituyente que reformase la carta magna. En resumen: era algo en apariencia tan inofensivo como preguntar si se podía preguntar por reformar la constitución, algo que, por otra parte, la propia constitución hondureña impide.

2- La actual constitución de Honduras establece un mandato único a los presidentes de cuatro años. Zelaya termina el suyo este año y, en cualquier caso, no se podría presentar a la reelección porque para noviembre no estaría aprobada la reforma constitucional que él propone. Como mucho, habría sido posible que en esa fecha se votase la posibilidad de una reforma constitucional. Él mismo ha negado en varias entrevistas que tenga intención de presentarse a la reelección.

3- El parlamento está enfrentado con el presidente entre otras cosas porque Zelaya, un terrateniente acomodado y conservador que concurrió a las urnas por el Partido Liberal, ha hecho después una política de izquierdas y se ha aliado con Hugo Chavez. En Honduras gobiernan desde hace décadas dos partidos, el Liberal -de centro derecha- y el Partido Nacional -de derecha-. Hace unos días, el Congreso aprobó una ley para prohibir que se celebrase cualquier tipo de consulta 180 días antes de unas elecciones. Es una norma ad hoc, hecha para impedir el referéndum de Zelaya.

4- La constitución hondureña se redactó en 1982, bajo la tutela de una dictadura militar que pactó una transición. Es bastante fácil de reformar -basta con una mayoría de dos tercios del Congreso, de hecho el texto constitucional está lleno de correcciones- salvo en algunos puntos, que se consideran irreformables, como la unidad de la patria o la no reeleción del presidente (el modelo de presidente no reelegible y no reformable se impuso a principios de siglo tras varias guerras civiles provocadas por ello). De hecho, su artículo 4 califica la “alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República” como obligatoria y califica la infracción de esta norma como “delito de traición a la Patria”, algo a lo que se agarran los golpistas argumentando que Zelaya, al plantear una reforma, ya es un traidor. Zelaya argumenta que no es así, ya que él no tiene intención de volver a presentarse, que es lo que le calificaría de traidor. Más claro es el artículo 239: “El ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser Presidente o Vicepresidente de la República. El que quebrante esta disposición o proponga su reforma, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en el desempeño de sus respectivos cargos y quedarán inhabilitados por diez (10) años para el ejercicio de toda función pública.”

5- El argumento que utilizó Zelaya para seguir adelante con su consulta, a pesar de las sentencias, la constitución y nuevas leyes en contra, era que no se trataba de un referéndum sino de una encuesta. En Honduras, el voto es obligatorio. No así en la consulta de Zelaya, donde el voto era opcional. Para sortear las sentencias, la “encuesta” iba a ser realizada por el equivalente hondureño al CIS, el Instituto Nacional de Estadísticas. La oposición argumentaba que la consulta estaría manipulada, pues el recuento lo haría un organismo que depende del presidente.

6- El Tribunal Supremo que ha ordenado la expulsión de Zelaya del país (según la surrealista explicación de los golpistas) no es un Tribunal Supremo equiparable a los europeos. Para empezar, porque su nombre completo es Tribunal Supremo Electoral, su composición, como la de la Corte Suprema de Justicia, emana del poder legislativo (es decir, del parlamento, de los partidos que están enfrentados con Zelaya, los golpistas que hoy han dado por bueno el golpe militar) y entre sus poderes está regular las elecciones pero no detener a los presidentes electos. No es la primera jugarreta de esta “institución”. Cuando Zelaya, inesperadamente, ganó las elecciones, el TSE retrasó durante más de un mes su acceso al poder con excusas técnicas.

7- Como jurídicamente no está establecido que el presidente deje de serlo porque el ejército lo detenga en su casa de madrugada para obligarle a abandonar el país, los golpistas han falsificado una carta de renuncia de Zelaya -que su supuesto autor ha negado- y donde se asegura que deja al cargo por motivos de salud. El Congreso ha votado hoy su destitución y el nombramiento de un nuevo presidente utilizándola como argumento. La carta está firmada el 25 de junio, tres días antes del golpe. ¿La razón? Que probablemente ésa era la fecha inicial prevista por los militares y después fueron tan chapuzas que no cambiaron la fecha.

8- La oposición política al presidente hace tiempo que utilizaba al poder judicial para boicotear su gobierno. Entre los casos más surrealistas está el de un plan para reducir el consumo de combustible y la contaminación que se denominó “Hoy no circula”, a imitación de otro similar de México DF, que funciona desde hace años. Zelaya pretendía obligar a todos los coches a que parasen un día a la semana. La Corte Suprema de Justicia lo declaró inconstitucional.

Lunes en Madrid, a las 19:00, concentración frente a la embajada de Honduras. C/ Rafael Calvo 15. Metro Iglesia o Rubén Darío. Pásalo.


jun 29 2009

El golpismo y los liberales

Todos los partidos, incluso el PP, han condenado el golpe militar de Honduras. ¿La derecha da la espalda al golpismo? Toda no. En una aldea poblada por irreductibles liberales

——

“¿Golpe de estado o pleno funcionamiento del estado de derecho?”, se preguntan los “liberales”. ¿Su respuesta? La duda ofende, si está todo en la constitución.


jun 28 2009

Grandes éxitos de los 80

Michael Jackson recupera el número uno en las listas y el golpismo militar regresa a Latinoamérica. ¿Vuelven los 80? Afortunadamente, parece que no. Hay una gran diferencia. Por primera vez en la historia, EEUU no sólo no está detrás del golpe sino que lo condena, en lugar de calificarlo de “asunto interno” –como hicieron con el 23F–. El cambio es real. Obama pidió respeto a la democracia y su embajador en el país aseguró que “el único presidente que Estados Unidos reconoce en Honduras es Manuel Zelaya”. Más claro imposible.

El giro es notable, más aún cuando se trata de Honduras, la cuna de la contra nicaragüense, el país que ejerció de portaviones de EEUU en los años en los que Reagan aplicaba aquella doctrina exterior que tan bien verbalizó el secretario de Estado de Roosevelt, Cordell Hull, al definir al dictador Somoza: “Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Los hijos de puta lo han vuelto a hacer. ¿Su argumento? La intención de Zelaya de reformar una Constitución que limita el mandato presidencial a sólo 5 años sin posibilidad de reelección, lo cual es la mejor manera de que nunca manden los políticos sino los oligarcas que les dejan llegar hasta el poder por un ratito. Para ello blanden una sentencia del Tribunal Supremo hondureño –como si la institución cumpliese estándares británicos– para prohibir algo tan inofensivo como un referéndum no vinculante sobre la reforma. Zelaya dice que no tiene intención de presentarse a la reelección pero, en cualquier caso, eso no justificaría un golpe que, sin el apoyo estadounidense, parece destinado a fracasar. Con Obama, la canción ha cambiado mucho.

—————-
Hasta aquí, la columna que mañana saldrá en la contraportada de Público. Como el tema da mucho más de sí, algunas claves más para entender lo que está pasando en Honduras y las mentiras de los golpistas.


jun 25 2009

Injusticia universal

La justicia en España limita al norte con las torturas de Guantánamo, al sur con los campos de refugiados del pueblo saharaui, al este con los bombardeos con fósforo blanco sobre los civiles de Gaza y al oeste con el Chile de Pinochet, el de la picana y las mujeres violadas por perros. Nuestra nueva justicia es ahora cómplice de estos crímenes: mirará hacia otro lado porque así lo aprobó hace unas horas el Congreso de los Diputados. Al fin llegó el consenso: el PSOE y el PP –junto con la derecha nacionalista– votaron un recorte a la justicia universal que acaba con el molesto concepto, tan simpático cuando juzga a tiranos de países pobres, tan incómodo cuando husmea en las cloacas de las potencias amigas. Universal, para el Congreso, es algo así como el mapamundi de Bilbao y significa que haya un español entre las víctimas. El universo se reduce a España y poco más. Cosas del hecho planetario.

Con esta reforma, el Congreso da la espalda a las víctimas, pero también a los acuerdos internacionales que ha firmado España en los últimos años: el Convenio contra el Genocidio, la Convención contra la Tortura o la de Ginebra, entre otros. La justicia universal no fue un invento del díscolo Garzón sino consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo –ratificada después por el Constitucional– sobre el genocidio en Guatemala, que estableció que estos acuerdos estaban para cumplirlos. Hoy es un día de luto porque la injusticia no conoce fronteras y hay determinados crímenes que no atentan contra un pueblo sino contra toda la civilización. La injusticia ha ganado terreno. Desde hace unas horas, los derechos humanos en España son sólo para los humanos con pasaporte español.


jun 17 2009

Dos puntos de vista disidentes sobre Irán

Iñigo Sáenz de Ugarte

Un punto de vista diferente sobre las elecciones iraníes: Western Misconceptions Meet Iranian Reality. George Friedman dice que los expertos internacionales sobre Irán, una vez más, se están equivocando. Ya lo hicieron en 1979, tanto los que pensaban que la dictadura del sha era indestructible, como los que apostaban por el éxito de una revolución liberal que se impondría tanto sobre el autoritarismo laico de los Palehvi como sobre el oscurantismo de los clérigos. Ambos estaban equivocados porque lo estaban sus fuentes, las personas que hablaban inglés y estaban a favor de una modernización laica de su sociedad.

(…) Ahora, el problema de partida vuelve a ser el mismo. Lo que él llama el ‘liberalismo iPod’ no representa a todo el país, que bien podría haber dado una victoria abrumadora a Ahmadineyad.

Más en Guerra Eterna


Página siguiente »


Cialis for sale